Y la chispa encontró la pólvora

Por Agustín López sobre el tema
Agustín López
Agustín López no ha puesto su biografía aún
El usuario está actualmente en línea
Ago 07 Artículo

Ninguna situación que no estuviera ya presente en los últimos meses se ha producido durante las dos semanas que he estado de vacaciones. Sin embargo me encuentro con los mercados un 15% más abajo de donde los dejé, arrastrados por un impulso bajista que, sospechosamente, se inició en cuanto lo hicieron las masivas vacaciones de agosto.

En el artículo inaugural del 4 de julio señalaba que el escenario actual era como un cable de alta tensión serpenteando en un polvorín y que la explosión  llegaría con toda seguridad más pronto que tarde, y abríamos una ventana temporal de alto riesgo a partir del 10 de julio. Efectivamente ha sido más pronto que tarde.

Este movimiento a la baja certifica, como hemos repetido infinidad de veces, que el impulso alcista acabó en febrero y que los pequeños máximos que hemos visto posteriormente en algunos índices, no fueron más que picos a la espera de que se agotasen los fondos procedentes del QE2, sin este sostén artificial, un fracaso a todas luces, los mercados no han tardado mucho en demostrar cual es su verdadero estado de salud.

De repente, que curioso, los inversores, los que estaban al menos,han tomado conciencia de que los brotes verdes eran sintéticos, y por tanto artificiales e inconsistentes, y que la deuda, tanto en Europa como en USA ha alcanzado niveles irresolubles ¿dónde miraban antes?

Antes de irme teníamos un escenario técnico confuso que se había complicado por los variados tipos de recuentos posibles en los diferentes índices. Decíamos, perplejos, que la única posibilidad de armonizar todos los recuentos eran contarlos como una sucesión de 1-2. Esto implicaba unas caídas tan fuertes en plenas vacaciones que nos hizo dudar, pero al final ha resultado ser el planteamiento acertado. Dijimos que una bajada como la esperada tendría que ser por definición imprevisible y estas fechas eran las ideales para que así fuera. Ahora los recuentos están muy claros, estamos en la onda tres de la onda tres como mostraremos posteriormente en los gráficos.

Los índices estadounidenses han roto la figura de h-c-h que tan bien plantada estaba, esta vez sí ha funcionado, y ya han recorrido una buena parte del trayecto. El Ibex, y su valor director, el Santander, han roto con claridad a la baja los triángulos que tantas veces hemos estudiado. La suerte está pues echada y las caídas continuarán, la sobre venta descomunal que ha propiciado la rapidez de las caídas dará lugar a rebotes que podrían ser muy fuertes puntualmente, pero sin duda veremos niveles inferiores.

Extraña la primera reacción de los inversores americanos que corrieron a refugiarse en los bonos cuando comenzaron las caídas bursátiles, esto es lo habitual ante este tipo de movimientos pero no es lo adecuado para esta crisis donde la deuda es el epicentro del terremoto. El viernes parecieron reflexionar y a pesar de las caídas bursátiles el bono a 30 años perdió casi cuatro figuras.

He decidido escribir estas palabras en domingo porque el viernes, con los mercados cerrados, S&P rebajó la calificación de la deuda USA en un escalón, es algo que se rumoreaba hace tiempo y que puede estar parcialmente descontado, más cuando las bajadas son una auténtica pared vertical, pero que por ser un acontecimiento histórico, tendrá su reflejo a corto plazo y más aún a medio plazo. Supongo que estarán preparando medidas para atajar el pánico que podría producirse el lunes, y que habrá por tanto una volatilidad extrema incluso con paradas parciales del mercado. Les escribo pues hoy con más tranquilidad porque mañana tendremos una sesión de locos e intentaremos buscar nuestra pesca en el río revuelto. A las ocho ya estaremos con los primero futuros y la adrenalina corriendo por las venas.

Si han seguido nuestros consejos no tendrán ninguna posición larga y podrán actuar con serenidad entre el pánico de los comprados que dará lugar a oportunidades que intentaremos reflejar si dos dan tiempo suficiente, no necesitamos mucho pero si algo.

En cuanto al tema europeo no tengo gran cosa que añadir a lo que he dicho siempre, que los planes de ajuste no servirían para nada y que los ataques se irían extendiendo a países cada vez más grandes, el objetivo final es obligar a las naciones europeas a que cedan parte de su soberanía a un ente supranacional y puesto que no iba a ser posible por las buenas lo intentan conseguir por las malas.

EEUU ha empezado su cuenta atrás, es el principio del fin de su hegemonía, es sorprendente ver a Putin calificándolo como "parásito" mundial y a los chinos exigiendo garantías para sus inversiones en dólares y bonos y proponiendo una moneda mundial, este tema lo veremos constantemente a partir de ahora. Las tensiones entre grandes potencias van a ir en aumento.

El empobrecimiento de la población está provocando manifestaciones y disturbios por todas partes del planeta, hasta en el propio Israel este fin de semana, pronto las veremos en Estados  Unidos y serán el detonante de acontecimientos sorprendentes que aún están por llegar. Ya han leído en mis artículos que esta no es una crisis normal, es el final del modelo occidental y se removerá hasta las raíces, aún quedan muchas fases y mucho tiempo por delante. Tiempos duros sin duda que nos pueden llevar a situaciones extremas, desde corralitos globales, hasta secesiones nacionales, pérdidas de derechos y libertades o escasez de alimentos. A la larga soy optimista, mientras tanto día a día, serenos y lúcidos, es la única forma en la que se puede vivir y encontrar la forma de actuación adecuada.

Gráficos del Eurostock y del S&P. LLevamos mucho tiempo esperando pacientemente la conformación del techo y por fin ahí está.

Tags: Untagged

Acceso Usuarios

Calendario

Loading ...

Archivos del blog

Buscar

Ruta: ARTICULOS > Agustín López > Y la chispa encontró la pólvora