Una reflexión distinta para un día tranquilo

Por Agustín López sobre el tema
Agustín López
Agustín López no ha puesto su biografía aún
El usuario está actualmente en línea
Jul 04 Artículo

Los que nos conocen saben que utilizamos todas las herramientas existentes para analizar los mercados, dedicamos a ello la totalidad de nuestras energías, conocimientos y tiempo. Una de las usadas ocasionalmente es la astrología, por favor no lo confundan con los horóscopos que ven en las revistas, llevó 33 años analizando el cielo y les aseguro que es algo muy serio. No me gusta hablar de esto públicamente y sólo lo hago en contadas ocasiones, por encima de todo somos analistas y utilizamos el lenguaje propio de los mercados que ya se expresan suficientemente claro. A pesar de todo y dado que muchos de ustedes son aficionados al tema y me piden más comentarios al respecto, por lo útil que nos ha sido en los últimos meses para encontrar los giros de mercado, he decidido hacerles hoy una reflexión en este sentido.

El pasado 12 de marzo se produjo un evento muy relevante desde el punto de vista astrológico, la entrada de Urano en Aries. Este hecho que se da cada 84 años aproximadamente y que tiene una duración de siete años, es muy importante en todos los aspectos de la existencia y como no en el financiero. Durante el mes de febrero localizamos un techo de mercado utilizando la teoría de ondas de Elliott y recomendamos posiciones cortas convencidos de que la entrada de Urano en Aries provocaría algún acontecimiento repentino e imprevisible que sería la tarjeta de presentación de lo que nos esperaría en los siguientes siete años. Con un planeta que se mueve con tanta lentitud no podíamos precisar si el efecto se haría notar 15 días antes o un mes después, pero si que, observando la situación del resto de los planetas, pudimos definir una ventana de riesgo entre el 15 de febrero y el 15 de abril. Finalmente el acontecimiento se produjo el 11 de marzo y tuvo el genuino carácter de está posición, materializándose en el segundo terremoto más grande de la historia desde que el hombre tiene registros. La caída de los mercados fue profunda y rápida pero de efectos limitados a un corto espacio de tiempo como ya habíamos previsto.

Hoy haremos una reflexión general sobre lo que implica esta posición y lo que puede depararnos en los próximos años. Sobre esta situación tan especial podría escribirse un libro entero pero por razones obvias me limitaré a dar unas ligeras pinceladas. Urano y marte, las dos energías que hacen está mezcla, son los planetas que dan lugar a cambios más rápidos, intensos  y dramáticos. Producirán con toda certeza, acontecimientos y cambios sorprendentes que renovarán drásticamente y con celeridad muchos de los aspectos de nuestro mundo. Desde el punto de vista financiero Urano en Aries es como un cable de alta  tensión serpenteando y lanzando chispas en medio de un polvorín, es difícil precisar (de hecho la característica esencial de Urano es su imprevisibilidad) cuando se producirá la explosión y que magnitud tendrá, pero que se dará más pronto que tarde es prácticamente seguro.

Desde que los mercados bursátiles existen con las características actuales, sólo hemos tenido esta posición en una ocasión, fue del año 1.927 al año 1.934 y ya saben todos que el crack más grande de la historia se produjo de 1.929 a 1.932, perdiendo los mercados el 85% de su valor. La situación económica actual es grave y tiene tantos frentes abiertos que podría resquebrajarse por cualquier sitio, al mismo tiempo los recuentos que manejamos nos avisan que podríamos estar cerca de un giro definitivo a la baja de los mercados, por lo que no sería de extrañar que, a pesar de los esfuerzos que los bancos centrales están haciendo por inyectar liquidez y sostener la situación, está posición astrológica pudiera acarrear uno o varios acontecimientos inesperados que deterioraran el panorama hasta convertirlo en una nueva gran depresión de similares características a la ocurrida en aquellos años. Lo más complicado es encontrar el momento preciso, en la vez anterior la señal llegó el 24 de octubre de 1.929 y se confirmó en los días 28 y 29, la situación cambió de la noche a la mañana como un rayo que cae sobre la realidad transformándola (Urano rige el rayo) cuando el planeta estaba en el grado 8 de Aries. Actualmente está en el primer grado y los diez primeros del signo suelen ser los que tienen mayor potencia, pero debo confesar que nunca se puede saber cuando sucederá, el factor esencial en estas situaciones es la sorpresa y por definición es impredecible, lo único que puede hacerse es vigilar las formaciones de techo e intentarlo ahí una y otra vez, sólo así puede aprovecharse un acontecimiento de estas características. Sucesos de gran envergadura suelen producirse cuando el planeta se pone retrógrado, así estaba en octubre del 29, y así estará por primera vez a partir del próximo10 de julio, pero lo hará otras muchas veces durante los próximos años, el año 2.012 se presenta como especialmente peligroso.

Estaremos aquí día a día, vigilando constantemente los mercados e intentando encontrar las señales oportunas. Una última apreciación, urano se encuentra en cuadratura con plutón en capricornio, no me extenderé en explicaciones, pero esto indica que cuando llegue el momento, el poder, los Estados, los políticos, no harán más que agravar el problema con sus actuaciones.

Tags: Untagged

Acceso Usuarios

Calendario

Loading ...

Archivos del blog

Buscar

Ruta: ARTICULOS > Agustín López > Una reflexión distinta para un día tranquilo