Niveles de realidad

Por Agustín López sobre el tema
Agustín López
Agustín López no ha puesto su biografía aún
El usuario está actualmente en línea
Jun 20 Artículo

Todos los seres humanos son lo suficientemente inteligentes para entender como explotamos a otros animales, vacas, cerdos, conejos, gallinas, ovejas, cabras, peces, caracoles, abejas y muchos más. Todos entendemos que los animales explotados no son conscientes de ello y que cuando los estamos cuidando no saben cuales son nuestros propósitos reales.

Sin embargo pocos individuos pueden llegar a entender que nosotros somos un animal más, el más productivo de todos y que también estamos siendo explotados sin ser conscientes de ello. Pocos imaginan que quizá no seamos más que un rebaño de ovejas manejado en interés de unos cuantos pastores, no podemos entender que detrás de las cosas que suceden hay un plan bien definido con un objetivo preciso. Al Igual que una oveja no entiende por qué se la lleva a un pasto o a otro, por qué se la esquila, por qué desaparecen algunas de ellas, por qué las meten en cercados, las transportan en vehículos, las marcan o las ordeñan.

Las ovejas creen que su controlador es el perro, es el que las acecha, el que las acosa, el que las dirige y les da un mordisco si hace falta. Jamás pensarían que aquel tipo al que llamamos pastor, que las desenreda de la alambrada, que cuida sus partos y que hasta les pone un nombre y les hace alguna caricia, es el que de verdad manda y el que decide su futuro, no pueden imaginar que el perro está a su servicio y le obedece, de lo contrario no estaría allí. No pueden entender que es el pastor el que cambia al perro cuando le interesa y que tiene un plan muy definido para ellas siempre en provecho propio, no entienden que para el pastor ellas son una mercancía y que las tiene bien contadas y sabe cuanto valen en dinero cada una. No entienden que tiene una agenda en la que hay un momento para engordarlas y otro para sacrificarlas.

Si el rebaño de hombres entendiera esto, no se extrañaría del comportamiento de los políticos (el perro) y sabría que no importa mucho que sea blanco o negro, grande o pequeño, fiero o manso, sabría que lo esencial es que obedece al pastor. Entendería también porque ocurren las crisis y quien sale ganando, entendería por que se toma cada una de las medidas que se toman y sabría integrarlas en el plan general del pastor. Podría anticipar sus movimientos. No se asustaría de las carreras y balidos de sus congéneres y sabría como actuar.

Siempre hay algunas ovejas negras un poco diferentes a las demás, que se cuestionan, que imaginan que se puede vivir sin perro ni pastor. Cuando todas descansan al atardecer ellas miran al pastor que debe ser muy listo porque tiene unos papeles en las manos y lee. Ellas no entienden que es leer y menos que es el conocimiento y la tecnología, no pueden entender que el pastor lee un folleto en el que le venden un nuevo sistema de control del rebaño mucho más efectivo, el perro que está a su lado tampoco entiende que tiene los días contados, porque lo que el pastor lee es la invención de una tecnología que hará el trabajo del perro y mucho más. Le indicará donde están las ovejas, cuando nacieron, quienes fueron sus padres, cuanto pesa, cuanto vale, que tratamientos ha recibido, de que categoría es su leche, lana y carne, y hasta podrá dirigirlas a base de ondas invisibles que dejaran al perro  sin función.

Ninguna de ellas puede entender que los pastores han hablado  y han decidido que hay sobreproducción, que se están agotando los pastos, y que para solucionarlo han decidido fusionarse, racionalizar la producción y aplicar la nueva tecnología existente. Las ovejas sienten que viven tiempos raros, pero no entiende por qué y menos aún se hacen la pregunta clave ¿para qué?

Hay muchos niveles de realidad, para los que están en uno superior es muy fácil manejar  los inferiores y para los que están en el inferior es imposible entender los superiores.

¿Sabe usted cual es su nivel?

¿Es capaz de integrar todo lo que sucede e ir colocando las piezas del puzzle o sigue mirando las primas de riesgo, leyendo las condiciones de los rescates o pendiente de las declaraciones de Merkel, Draghi o Rajoy?

Los pastores se tienen que estar riendo mientras dan un trago de vino y nos observan desde un risco sentados a la sombra de un árbol.

Quizá se crea muy listo porque cuando juega al ajedrez es capaz de planear los tres próximos movimientos, eso es porque no ha jugado con alguien que puede adelantar veinte. Inténtelo, hay que intentarlo, hay mucho en juego.

Las ovejas sólo podrán liberarse cuando conozcan y entiendan toda la verdad. Entonces podrán hacer frente común contra el pastor, en ese momento será este quien tenga que preocuparse, porque sin ovejas no es nadie. Por ahora está tranquilo, sabe muy bien que eso es imposible, y ya se encarga él de que siga siendo así.

Tags: Untagged

Acceso Usuarios

Calendario

Loading ...

Archivos del blog

Buscar

Ruta: ARTICULOS > Agustín López > Niveles de realidad